Muffins de almendras y zanahorias

Has leído bien: za-na-ho-rias Te aseguro que estos muffins son fáciles de hacer y están de rechupete.
Esta receta es para un molde de 6 muffins y lleva los siguientes ingredientes:

100 gr. de zanahorias ralladas/picadas
125 gr. de mantequilla blanda (¡que no derretida!)
50 gr. de azúcar blanco
50 gr. de azúcar moreno (si no tienes, pues 100 gr. del blanco)
2 sobres de azúcar vainillado (en el Lidl los encontrarás y si no un par de cucharaditas del que tengas)
2 huevos
100 gr. de harina
1/2 sobre de levadura en polvo
100 gr. de almendras molidas (las puedes comprar molidas, pero el sabor es más intenso si las mueles tu)

Preparación:
Mezcla la mantequilla con el azúcar y el azúcar vainillado. Que te quede como una pomada. Añade los huevos, uno a uno.
Por otro lado mezcla en un bol la levadura con la harina y lo tamizas o lo pasas por un colador, que es lo mismo. Esto que te puede parecer un soberano tostón, tiene su razón de ser y es que tus muffins quedarán más esponjosos.

Agrega la mezcla de harina a la mantequilla batida hasta que quede bien incorporada.
Finalmente añade las almendras y la zanahoria rallada, con cuidado. Vamos, que no te líes a darle a la batidora como si no hubiera un mañana.

Pilla el molde para muffins y pon 2 papelitos en cada hueco. Dos, porque así no corres el riesgo de que la masa se acabe expandiendo y poniéndote el horno hecho un asquete. Hazme caso que yo los he hecho “cienes” de veces.
Pon una cucharada de masa por hueco y si terminas y todavía te queda algo en el bol, repártelo.

¡¡Very important: por lo que más quieras precalienta ese horno!! Nada de meter la masa en un horno frío. La mayoría de las veces el horno debe de estar precalentado. “Usease” ponlo a 175 grados (calor arriba y abajo) unos 15 minutejos antes de introducir tu “proyecto de muffins”.

Transcurrido este tiempo, metes tu bandeja y lo horneas durante 25 minutos. ¡Ojo! Cada horno es un mundo y puede haber alguna diferencia. El mío por ejemplo calienta más, con lo que a los 20 minutos ya he finalizado la cocción. Así que tú vigila los muffins. Haz la prueba pinchando un palillo en el centro de uno de los muffins. Tal vez tengas incluso una “aguja de horno” (palabreja mía – ni idea cómo es el nombre “pofesional” pero sirve exactamente para verificar si un bizcocho está listo). Sea como fuere, si ves que sale limpia es que están listos. ¡Y no te cuento lo bien que olerá tooooda la casa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s